Somos una cocina a fuego lento y de mujeres. Colaborativa y orgullosa de las tradiciones que reconocen en las Mayoras, la figura máxima de autoridad en las cocinas.

 

Respetuosas de los conocimientos transmitidos por generaciones, que se mantienen vivos gracias al paladar, manos y memoria de las cocineras, maestras de la gastronomía. 


Somos el primer restaurante completamente desindustrializado, no utilizamos ningún producto procesado industrialmente, elaboramos todo desde la base, sin acelerar procesos de cocción o fermentación. 


También somos el primer restaurante plant-based, libre de productos animales, azúcares y aceites en Oaxaca. 


Servimos lo que comemos, Hierba Dulce nació  en el año 2016 a partir de nuestra necesidad de tener un restaurante en el que pudiéramos alimentarnos y alimentar a nuestras familias con ingredientes de cultivo limpio y producción local, pero también, libres de productos procesados industrialmente y productos animales. 


 La alimentación consciente para nosotras no es una moda, es una responsabilidad y el modo en el que hemos decidido nutrirnos. 


Nuestra cocina desindustrializada es un esfuerzo por compartir ese gusto, reconociendo el valor nutricional de la dieta de la milpa y la alimentación mesoamericana, apostando por un modelo agroalimentario sostenible, respetuoso del ambiente, de los conocimientos tradicionales y enfocado en apoyar a las economías locales. 

Mayora Georgina Cruz

Georgina Cruz, Universidad Gastronómica de Estambúl.
Georgina Cruz, Universidad Gastronómica de Estambúl.

Cocinera tradicional con más de 5 décadas de experiencia, profesora invitada en la Escuela de Gastronomía Mexicana, y experta en moles.

  

Comparte con HierbaDulce una cocina a base de plantas, libre de aceites y de cualquier tipo de producto procesado industrialmente. 

 

Sus moles con ingredientes cuidadosamente seleccionados, semillas, chiles endémicos y especias, son un recorrido por el sabor de la comida oaxaqueña cultivada y preparada de manera natural.